Academia Acai Sabadell


Las mujeres del bosque

Paisaje Romantico

Las mujeres del bosque, un proyecto de Ana Couderc

Al norte de la Comunidad Valenciana, en la provincia de Castellón, la ciudad de Morella se erige en un peñón en forma de cono truncado, rodeada de murallas con su castillo en lo alto. Posee numerosos edificios singulares notables, iglesias y calles recurrentes que transportan al visitante al pasado histórico de la ciudad especialmente a la época medieval que fue su tiempo mas glorioso. Su entorno natural, me fascina por los accidentes geológicos que han formado cuevas durante siglos por la precipitación del agua en el interior de la piedra caliza. Esa particularidad la hizo propicia para que en la guerra civil se atrincheraran y vivieran republicanos, y partisanos. Sus huellas todavía son visibles en lo que podemos llamar recuerdos del dolor (suelas de zapato, latas oxidadas, casquillos de balas y ropa abandonada.

Quizás porque mi madre falleció hace dos meses, mi huida a Morella, y sus característicos accidentes geológicos, cuevas y fallas poco a poco me inspiraron los próximos dos cuadros de los que os hablare. Se titulará las mujeres del bosque, en homenaje a esas mujeres que luchaban por su libertad y su supervivencia en un mundo de hombres. Aterradas y dispuestas a enfrentarse a la realidad por dura que esta fuera tras el paso de las fuerzas fascistas, tuvieron que refugiarse en los bosques de Cataluña y Aragón, mientras y durante la guerra civil por ser perseguidas por las fuerzas ocupantes de Franco.

En estos bosques encontraron el apoyo de las fuerzas rebeldes o partisanas, en una guerra idealista. Con ellos compartieron comida, escondites y una vida en pareja.

Así es como surge la inspiración en algunas ocasiones: conoces la historia y las ‘’historias’’ concretas, y despierta en plena concentración de caminar, o en absoluto descanso un recuerdo que parece vivido de vidas anteriores.

 

Así que exponencialmente, y como homenaje a esas mujeres del bosque que sobrevivieron a la cruel guerra civil, por tener un marido ‘’rojo’’ o ser hija de… Surgen de mi imaginario sombrías formas al amanecer entre arboles y formaciones geológicas con agujeros como un gruyer que permiten imaginar escondites y huidas de las balas.

 

Dones1

 

Hermosa fase de inspiración es dibujar con lo que uno tiene mas a mano, la sensación que uno percibe frente la naturaleza. Implicarse de forma intuitiva con la historia de un lugar y dejar volar la imaginación.

 

Dones2

 

Primer cuadro:

Inspirado en el paisaje del Sagrià, del Montsià, Morella, la Font d’en Torres, y otras fuentes como la de la ‘’esperanza‘’ diseminadas por ‘’baumes’’.

Será una escena, una mirada, un recuerdo a esas mujeres que lucharon por su supervivencia por tanto será una escena nocturna en el ocaso entre arboles y tonos apagados por la oscuridad, amortiguados por el gris de la ceniza.

Tengo que transmitir la idea de que la vida es mucho mas fuerte que los problemas, hay que vivir. El amor es una potencia movilizadora. Estoy segura que se unían ellas para colaborar con sus parejas del bosque. Lo que se hace en el bosque se queda en el bosque. El peaje seria alto para sobrevivir, … su cuerpo no seria casto, pero en sus almas vagabundas quedaba sitio para alguien en quien confiar su vida en el bosque.

 

Segundo cuadro:

Construyendo un vinculo entre las mujeres y el bosque este segundo cuadro de grandes dimensiones se evocara el amanecer y como se mimetizan en mi imaginación las mujeres con los arboles. Con pulso firme y sutil pretendo que la aspereza de los arboles se funda con las siluetas de ‘’las mujeres del bosque’’

 

Dones3

Se lo dedico a mi madre, también superviviente del totalitarismo machista y de un marido controlador y violento. Ella vivía independiente cual pocas mujeres en los años 50, viajando, trabajando y cuidando de sus padres. Hasta la edad de 36 años. Se casó y a los nueve meses tuvo dos gemelos que también la encasillaron, y obligaron entre unos y otros la dócil esclava que de ella se esperaba ‘’hasta que la muerte nos separe’’.

Por eso es para ella esta manifestación de duelo, atípica, creadora, dolorosa pero esperanzadora, porque la muerte nos libera.

 

Dones4

Leave a Reply

*

captcha *